« Home | Enrique Symns » | Mimo Tuga, el arte de hablar sin palabras » | Problemática ambiental en Villa Mitre » | Debate por la donación de órganos » | Número SIETE - mayo 2006 » | Humberto Tortonese » | Gabo Ferro. Alma de diamante. » | Fernanda Iglesias » | Dios salve al Británico » | El Cabildo. Cerca de la revolución »

Casa Brandon, un espacio para la expresión gay


Por Lucía Turco

Desde septiembre de 2005 existe en la ciudad una nueva casa para manifestaciones culturales y artísticas. Sus creadoras lo han pensado como un centro de temática gay, pero está abierto a todo aquel que quiera expresarse.

En la calle Drago al 200, hay un espacio dedicado a la expresión gay: Casa Brandon. Muchos de los que tiempo atrás llevaban a sus hijos a fiestas infantiles en esa dirección o asistían a cumpleaños de 15, quizás se alarmarían al entrar hoy en la casa, o quizás no. Pero seguro que en ese entonces no había cuadros colgados en las paredes que mostraban órganos genitales masculinos. Y la maravilla de que ahora estén allí expuestos es la prueba de que un grupo de personas ha creado un lugar para manifestarse, y lo han creado justamente porque encontraban imposibilidades de hacerlo en otros sitios culturales y artísticos.
Modelos de una particular masculinidad, ropa de tamaño Barbie expuesta en pequeños cubos, torzos de hombres desnudos, penes envueltos o vestidos como muñecas, son las primeras imágenes al entrar a la casa. En conjunto, conforman la muestra Hombres por mujeres, cuyas autoras son Susana Romano, Natalia Rolón y Sonia Barrozo. Las exhibiciones van rotando cada 15 días. En el centro de esta exposición, en un living de sillones modernos, Jorgelina De Simone -creadora de la casa junto a Lisa Kerner-, habla de cómo surge todo. Subiendo una corta escalera, Lisa atiende detrás de la barra, donde todo es luces de colores.
El nombre del lugar es un homenaje al transexual estadounidense retratado en la película Boys don´t cry que es violado y asesinado por la banda de amigos con los que se juntaba en el barrio, cuando estos descubren su identidad sexual. “Es un homenaje a su intento de vivir libremente”, dice Jorgelina. Piercing, pelo corto y prendas únicas, ella explica que no vive en la casa, “pero es como si vivera”.

CREAR EL ESPACIO
Luego de seis años de fiestas itinerantes, conocidas como Brandon gay-day, Lisa y Jorgelina concretaron la idea (y la necesidad) de construir un espacio donde concentrar la música, los libros y la decoración que prefieren, y convertirlo en un centro de encuentro con personas afines a sus gustos y miradas, donde lo más importante es la libertad de la comunicación. “Es el lugar que necesitamos para desarrollarnos, desplegarnos, expandirnos. En primer término, claro, como gays. Pero también, y esto es fundamental, como personas cruzadas por otros deseos e inquietudes que aparecen como el costado menos visible de nuestra propia identidad”, dicen ellas.
Antes de la aparición de la casa, en septiembre de 2005, sus creadoras, junto a grupos de amigos y conocidos, solían reunirse en bares y centros culturales en los que leían poesía y compartían música. También organizaban exposiciones de cuadros y fotografías y proyecciones de películas, en espacios diseminados por la ciudad. Todo eso ahora se concentra en Casa Brandon, que es como una familia que se agranda constantemente. Stephanie Rosen (23 años), conocida como DJ Stefy, la conoció en la manifestación del orgullo gay, en diciembre de 2005, cuando hacía cuatro meses que había llegado de Michigan (Estados Unidos), con la idea de quedarse a vivir por un tiempo. Ahora pasa música todos los miércoles, El día de las chicas, cuando se juntan a ver la serie estadounidense The L word, que cuenta historias de lesbianas.
“Me gusta porque tiene un poco de todo -explica Stephanie-. No es sólo fiesta, como pasa con otros lugares donde no hay expresiones artísticas, Casa Brandon es un montón de cosas más.” Lo define como “una familia de gente que se junta”, lo que lo hace un espacio “muy cómodo”. Pelo corto, jean, zapatillas y camisa, Stephanie nunca deja de sonreír con sus ojos celestes. Busca el celular en la riñonera para enviar un mensaje. Recuerda que había quedado en invitar a un chico que conoció en un bar a la Brandon-gay-day, que está por empezar en El Teatro.
Los últimos ciclos de cine, que se hacen todos los jueves, contaron con proyecciones de películas clásicas y de non-future, que tocan la temática de jóvenes con destinos violentos. También tienen un lugar para presentaciones de libros, entre otras, de la editorial independiente Carne Argentina, del escritor Alberto Laiseca.
“A veces parece que está todo bien, todo relajado, pero cada tanto nos damos cuenta de que no es así, y por eso está bueno este espacio”, cuenta Jorgelina respecto a la apertura que encuentran, en general, en la sociedad.

DESCONCIERTO
Miércoles, jueves y domingos, abren desde las 20 hasta las 2. Los viernes y sábados, hasta las 4. En esas horas, especialmente los fines de semana, Casa Brandon se llena: muchos eligen comer en el restaurante que funciona en el último piso, después bailar, o simplemente escuchar música y tomar algo en la barra. Y puede ir cualquier persona que tenga ganas de pasarla bien o de disfrutar de las actividades que se organizan.
Jorgelina cuenta que una vez salió una nota sobre la casa en el diario Clarín y a partir de eso, muchas personas del barrio tocaban el timbre sólo para entrar y ver de qué se trataba. Señoras emperifolladas iban como de excursión a conocer qué era lo que se escondía detrás de la puerta de Drago 236. O hay mucha gente aburrida, o es como dice Jorgelina: “Algo está mal, o al menos no tan relajado como a veces parece”.

DOS POR CUATRO
En Casa Brandon siempre hay lugar para nuevas actividades. Y así como el miércoles es El día de las chicas, el domingo es El día de las clases de tango queer, que se inauguraron en mayo y que están a cargo de la profesora Mariana Falcón. Lejos de las problemáticas que pueden aparecer en una clase de éstas cuando hay más mujeres que hombres, o viceversa, en Casa Brandon siempre hay pareja para bailar, porque justamente nadie queda afuera. Sobre un piso de rombos blancos y negros, hay mujeres que bailan con mujeres, hombres que bailan con hombres –como en los orígenes del tango- , y mujeres con hombres también.
“Es un lugar para expresar lo gay, pero no es excluyente”, explica Jorgelina.

Looks nice! Awesome content. Good job guys.
»

hola soy alejandro kisiera saber en donde esta esta CASA BRANDON ya que me interesa mucho por k estoy dando platicas a chavos que son gays y kisiera que fueramos a esta casa por k he investigado y la verdad es un gran espacio para que estos chavos aprendan y vean algo ma shaya de un tabu.
por su atencion gracias, espero su respuesta en mi correo jalber_89@hotmail.com o en mi cel que es 553748 1227 o al 553715 5148.

Good post. I learn something new and challenging on blogs
I stumbleupon every day. It will always be useful to read articles from other authors and practice
something from other sites.

My page - know more

Hello my loved one! I wish to say that this
post is awesome, great written and come with almost all
important infos. I would like to peer extra posts like this .


Here is my web page - click next

I'm gone to inform my little brother, that he should also pay a quick visit this website on regular basis to obtain updated from most recent reports.

Feel free to visit my web blog :: advocates

always i used to read smaller articles which as well clear their motive,
and that is also happening with this post which I am reading
at this time.

My site; flair

Publicar un comentario