« Home | Número CUATRO - febrero 2006 » | Leo García » | Gabriel Schultz » | Marcela Pacheco, rebelde con causa » | Carnaval de ayer y de hoy » | Camino del Inca, el otro sendero » | 34 puñaladas » | La abuela de las armas » | Empleo informal en el Gobierno de la Ciudad » | Trabajo en negro »

El dilema del Estadio "Único" Platense


Por Gabriel Pérez
Ilustración: Natanael

Lo llaman el ‘Único’, pese a que en la ciudad de las diagonales hay varias canchas. También le dicen el ‘monumento a la corrupción’, por los más de 100 millones de dólares que costó construirlo. El techo, las columnas y algunas torres de iluminación están pudriéndose en el Astillero Río Santiago. Ponerlas costaría 20 millones de pesos. Gimnasia y Estudiantes deberían jugar allí, pero sus hinchas están divididos. Aquí dos ‘pinchas’ opinan al respecto.

Ángel Galati, 29 años, empleado administrativo.
"Prefiero ser local en Gimnasia antes que ir al Único"

“No quiero jugar en el Único. Estudiantes apoyó en un principio su construcción pero cuando se paró el proyecto en 2001 empezó a remodelar su cancha y hoy tiene el dinero para hacer una con 20 mil espectadores sentados, incluso parte de una tribuna está en un galpón de Banfield. En el actual estadio Pincha hay una popular de cemento que está detrás de la de madera, el modelo es parecido a la de San Lorenzo pero dicen que si se agrandan las tribunas afectaría al colegio industrial que está enfrente, que tendría una impacto ambiental negativo para la ciudad.
Estudiantes tendría que hacer su nuevo estadio en Ensenada, en los terrenos que donará el intendente de esa ciudad. No se perdería la identidad por irnos de La Plata. Los de Gimnasia nos cargan y nos llaman Estudiantes de Ensenada, pero es porque nunca fueron grandes como nosotros que hicimos mundialmente conocida a nuestra ciudad cuando ganamos la Libertadores y la Intercontinental.
En varios partidos fuimos locales en Quilmes, pero se me hace un gasto terrible trasladarme hasta allá, por más que siempre vaya a todos lados. Prefiero ser local en Gimnasia antes que ir al Único porque ese estadio no está habilitado en su totalidad. En el último clásico nos dieron solamente 10 mil entradas, la misma cantidad que cuando se jugaba en Gimnasia o Estudiantes. Fue más gente que la permitida porque se creyó que en esa cancha habría más localidades y se terminó reprimiendo.
Que el estadio se lo den a Gimnasia, no me importa. Hay mucha gente del Lobo que no quiere saber nada con el Único. Cuando juegan allí los hinchas escuchan los partidos desde la puerta, en forma de repudio. La hinchada también está dividida porque una parte -la que trabaja para el intendente de La Plata, Julio Alak- sí quiere jugar en el nuevo estadio.
Es un monumento a la corrupción, gastaron millones de dólares y a dos o tres cuadras hay unos 300 departamentos en bloque a medio hacer, ¿por qué no usaron esa guita para terminarlos?
Los socios nos vamos a juntar a fines de marzo en una asamblea extraordinaria para decidir si nos mudamos a Ensenada. Creo que la mayoría votará por el sí. Estudiantes estuvo siempre perseguido: descendió por no querer repartir La razón de mi vida, el libro de Eva Péron, y luego cuando cayó el peronismo subió también por decreto. La intendencia está integrada por muchos dirigentes de Gimnasia, pero El Pincha es más grande que cualquier político corrupto de turno. No hay apuro, tarde o temprano vamos a tener nuestro estadio y va a ser uno de los mejores de Sudamérica”.

Enrique Pereyra, 26 años, abogado.
"Es un estadio moderno, propio del siglo XXI"

“Estoy de acuerdo con jugar en el Único porque es moderno, propio del siglo XXI. Estudiantes junto con Gimnasia fueron partícipes de la creación de esta cancha. El proyecto tiene 50 años, y luego de idas y venidas, en 1989 se creó una Comisión de Administración que es presidida un año por un dirigente pincha y otro por uno de nuestros vecinos. Si no tengo mal entendido, una parte de los fondos que se recaudan del Bingo Platense va destinada al estadio.
Con la crisis de 2001 la obra se paró. Entonces Estudiantes empezó a remodelar su cancha. Ante esta situación, Alak dijo: ‘Si le dejamos refaccionar a Estudiantes, el Único no se usa más’. Y ahora tenemos un enfrentamiento entre dirigencia pincharrata y el municipio.
Creo que esta cancha ya está hecha y hay que aprovecharla porque es de última generación. Muchos dicen que no van porque se robó en la construcción, que es el monumento a la corrupción, pero no asistir no es la solución porque con ese criterio no deberíamos usar las calles, rutas y otras obras públicas. Habría que aportar pruebas y abrirles un proceso a los que robaron. Sé que esto suena ingenuo, por el peso político que tiene este problema y porque siempre caen los pichis.
Además veo la situación de los clubes y no quiero terminar como un Deportivo Español quebrado, un Racing gerenciado o un Independiente al borde de la quiebra. Hacer el estadio en Ensenada, además de hacernos perder la identidad -porque El Pincha es de La Plata y con hinchas en todo el mundo-, nos costaría entre 15 y 20 millones de pesos, cifra que no se gastaría si jugáramos en el Único.
En estos últimos años, desde la llegada de Carlos Merlo por poner un punto de partida, Estudiantes ha perdido la posibilidad de crecer por no cambiar de cancha. Teníamos un estadio habilitado para 19 mil personas y había gente que se quedaba afuera, hasta se tuvieron que suspender las inscripciones de nuevos socios.
Otro de los fundamentos que muchos ponían para no ir al Único era que no querían compartir la cancha con Gimnasia y terminamos muchas veces jugando de local en el estadio Tripero. También decían que si nos íbamos de 57 y 1 perdíamos identidad y ahora se quieren mudar a Ensenada. Y los que piden no jugar en el Ciudad de La Plata por dignidad, ¿porqué le pidieron al Pincha que fuera para atrás con Boca para que no saliera campeón Gimnasia? Actualmente se juega en Quilmes y va mucha menos gente. Conclusión: por no ir al Único tenemos menos socios, molestias para la gente y menos venta de entradas, plateas y abonos”.