« Home | Fernanda Iglesias » | Dios salve al Británico » | El Cabildo. Cerca de la revolución » | Claudio Lozano, el ojo crítico » | Fundación PH 15. Fotografía en Ciudad Oculta » | El auge de la Kabbalah » | Elecciones en la UBA » | Número SEIS - abril 2006 » | Daniel Hendler » | Fernando Blanco, líder de los Super Ratones »

Gabo Ferro. Alma de diamante.


Por Gabriel Pérez

Se quedó mudo en un escenario y al otro día empezó a estudiar Historia enfermizamente hasta que se recibió con honores. Tiene escrita una tesis sobre los vampiros en los tiempos de Rosas. Hace un año, gracias a un amigo que le dijo que los músicos no abandonan la música, volvió a grabar un excelente disco que lo llevó a girar por Estados Unidos. Gabo Ferro, el jardín más bello del rock.

La sonrisa cautivadora de Gabo Ferro puede engañar al más cínico, porque detrás de ese gesto generoso, de la voz suave, y de la palmada amistosa se refugia un hueso duro de roer. Sus opiniones son tajantes y las dice con una seguridad a prueba de balas. Pero, por suerte, no habla con la soberbia de los ignorantes, y es una persona cálida que se presta al diálogo.
En un ambiente cada vez más prostituido como el del rock, es una bocanada de aire puro la aparición de su primer disco solista, Canciones que un hombre no debería cantar. Pero para otros es el peligroso ejemplo de que se puede desarrollar una carrera digna por afuera del negocio. “‘A vos te voy a matar’, me dijo un poco en broma un capo. No se bancan que no acepte ciertas reglas del juego, que no tenga mánager, que yo solo me arme las fechas, las giras, que el periodismo me busque”, reflexiona.
Su primer trabajo lo grabó en un día, el 25 de febrero de 2005, y lo acompañaron en la aventura Ariel Minimal, Pepo Limeres (guitarrista y tecladista de Pez) y Rogelio Jara en la percusión. A través de los 12 temas que trae el cedé, Gabo visita varios estilos, desde la zamba más pura a la canción más frágil, y el nivel poético de sus letras supera por varias cabezas a los hits que figuran actualmente en los rankings radiales, sobre todo el folclore El amigo de mi padre (Ver Escritos…), que relata una historia de amor gay a través de la visión de un niño.
“Quería volver a lo primigenio. Cuando yo toco una canción con la guitarra es efectiva. Y mis experiencias anteriores en los estudios eran de preproducción, producción, grabación de bases, demos, regrabación de bajo, tres guitarras. Eso me llevó a enojarme con todos y a grabar muy poco. Entonces fuimos a ION, que es un estudio de los cincuentas, porque quería registrarlo en primeras tomas, que fuera básico. ‘Si los pibes matan cuando tocan, para qué meterle más timbres’, era mi pensamiento. A la semana ya estaba en fábrica y así de sencillo quiero que sea seguir tocándolo. Ahora puedo llevar este disco de gira, me llevo la guitarra, subo a un avión y no tengo que preguntarle a nadie si puede tal fecha. Yo me presento, si Ariel puede, que venga, si Pepo puede, lo mismo, sino salgo a escena solo. Antes era un casamiento con una señora gorda y había que cumplirlo.” Ese antes era Porco, la primera banda de Gabo Ferro.

EL DÍA D
¿Qué estabas haciendo el 31 de marzo de 1997? Si no te acordás, es porque seguro que no estabas en el Hotel Bauen viendo a Porco. Esa noche, durante el tercer tema, el cantante de la banda literalmente enmudeció. Dejó caer el micrófono, saltó del escenario por sobre el (escaso) público, y corrió maratónicamente por la avenida Callao. “No fue un ataque de pánico. Simplemente dejé de hablar, me pasé la semana siguiente así. La primera vez que abrí la boca fue para decirles a los chicos de Porco ‘esto fue’. No fui al médico para saber si era algo físico. Sé que estuve mucho tiempo en silencio”, confiesa. Por esos días empezó a estudiar Historia, y lo hizo tan enfermizamente que a los pocos años se recibió con honores: ganó un premio en la Academia Nacional de la Historia, y le dieron una medalla de oro del Museo Mitre.
(Pequeño intervalo: Gabo fustiga sin piedad a los historiadores mediáticos, “La historia es un problema complejo, al igual que el rock, y presentarla como un anecdotario es una hijaputez. Ese tipo de historia es de drag queens, es una historia travesti. Para mí es mucho más interesante hablar de San Martín y pensar por qué vino en 1812, quién le pagó el pasaje, bajo qué contexto filosófico-ideológico llegó, antes que preguntar si era negro y pobre, o si la batalla de San Lorenzo fue una pequeña reyerta. Esa historia es para gente que trabaja 16 horas en un banco y después cuenta en familia: ‘¿Viste que San Martín era negro? Y lo que en realidad tendría que preguntarle ese tipo a su mujer es: ¿Qué nos pasa que cojemos una vez al mes?”).
Hizo la maestría, cursó el doctorado, pero seguía sin emitir palabras. “En la facultad me decían El mudo. Me hablaban y yo decía, ‘sí, no’, nada más. Ni escuchaba música. Había vendido mi guitarra, mi famoso micrófono inalámbrico, regalé discos. Sepulté las cosas de Porco en un cuartito y estudiaba. Sólo estudiaba.”
Seis años después, el ahora verborrágico Gabo explica de un tirón por qué, en su divorcio con la palabra, se quedó con la tenencia del silencio: “Porco nació maduro, fue como haber parido a un nene de dos años. El primer disco fue conceptual, y es algo que las bandas no estaban acostumbradas a hacer. Dijimos: ‘Hagamos un disco sobre escatologías’. Tenía que ver con nosotros que éramos pibes de veintipico de años y muchos amigos se nos habían muerto. Queríamos mezclar el sexo y la muerte. Las letras eran espantosas, y esa era la intención. Lo que pasa es que el concepto tiñó al grupo, entonces todo el mundo decía: ‘Es una banda asquerosa, suena fuerte, no se puede tararear una canción’. La prensa no nos trataba tan bien. Nos costó entrar en el Sí. Me acuerdo que yo estaba en un grupo de poetas, Los verbonautas, y un periodista nos vino a hacer una nota para ese suplemento. Yo le pedía una nota para Porco y a él no le gustaba nada lo que hacíamos. Y me acuerdo que le grité: ‘Si yo te dijera que tengo sida seguramente correrías a hacerme una entrevista’. Él me miró despavorido. Yo tenía la camiseta puesta de Porco, ensayábamos mucho. Pero se hablaba demasiado y la gente no apoyaba. Cuando volví en 2004, cerca de 150 personas me dijeron que habían visto cómo me quedé mudo. Pero nadie nos vino a ver a nosotros, todos fueron a escuchar a Jaime Sin Tierra. Sólo la esposa del guitarrista de Porco nos fue a ver esa noche”.
La banda llegó a grabar un segundo disco que no salió editado, pero que Gabo tiene en su poder y que le graba a los amigos. También anda dando vuelta una edición pirata que lanzó el sello Ultrapop. “Cuando tenga para un abogado le haré juicio a esa compañía porque ganaron plata por ese cedé, y yo pagué la parte que me correspondía de esa grabación”, dice indignado.

HACIENDO LA AMÉRICA
Parece un cuento de hadas, pero no lo es. A fines del año pasado, un conocido le compró cinco copias de su primer disco y las llevó a Estados Unidos. Los temas acústicos hicieron el ruido suficiente como para que se armara una movida entre las universidades, que juntaron el dinero del pasaje para que Gabo hiciera su primera gira en el exterior: La pobre pero honrada tour. “Fueron dos meses de tocar casi todos los días. A veces hasta hacía dos funciones en el mismo día. También canté mucho en la calle. La onda era no recibir dinero, si alguien se copaba me compraba el disco. Y me di el gusto de tocar de todo: canciones de Pez, Flopa, Porco. Hasta versioné un tema de David Bowie, Space Oddity (risas).”
Gabo, que puede llegar a defender sus creencias al punto tal de bajarse de un festival importante por estar patrocinado por una gaseosa, volvió encantado de la experiencia de estar en la tierra del Tío Sam. “Si Estados Unidos tiene esa parte horrible que todos conocen es porque hay un sustrato de una gran generosidad en mucha gente. Todos me invitaron a sus casas, se emocionaban mucho, se acercaban. Me escribían cosas. Los músicos son increíbles. Cuando escribí una canción anti Bush y dije que era anti guerra, ¡querían participar todos! Y yo les decía que no podían porque era una canción chiquita. Valoran mucho al cantautor compositor.” De aquellos conciertos memorables en los que Gabo (que habla inglés a la perfección) anunciaba con voz de niño travieso “this is a song about a gay father”, quedó registrado un pirata del que Gabo copió personalmente 300 copias -y las autografió- para vender en sus shows a sólo cinco pesos. “Ese disco es un regalo para los amigos que me siguen, no lo voy a reeditar”, comenta.

LOS DÍAS POR LLEGAR
Para este año Gabo tenía pensado editar un disco triple. Uno de los cedés iba a tener un sonido bien crudo, parecido al de Porco, con Pez como banda de apoyo. El segundo, que ya está grabado, los hizo con músicos de Estados Unidos. Y la trilogía se iba a completar con un cedé sólo con el registro de Gabo y su guitarra acústica. Este último pensaba grabarlo al aire libre con un programa informático que se trajo de La pobre pero honrada tour. El concepto global del triple era jugar con las tríadas Sexo, Drogas, Rock and roll, y Padre, Hijo y Espíritu Santo. Pero por el momento Gabo no pudo concretar su proyecto. “Es muy difícil conseguir el dinero para sacar ese disco triple por más que tenga todo el apoyo de mis amigos. Hay una oferta de un sello español para editarlo en España, pero tengo que hablarlo bien.”
Por lo pronto, mientras se decide a sellar un acuerdo con la compañía en cuestión, Gabo adelanta que “antes de la primavera” sacará un disco nuevo. “Tengo como 100 canciones, si no las edito voy a estallar”, dice sonriendo. Será mejor que cumpla su promesa, no es bueno que un hombre ande con tantas canciones que no debería cantar.

ah! Quiero la revista ya! gabo el grande. Gracias!!!

gaboo lo mas



!!!!!!!!!

Article writіng іs also а excitement, if you be fаmiliaг ωith then you can write οtherwiѕe іt is complех to
wrіte.

Tаke a lοoκ at my wеb-site ... how to flip cars for profit

Itѕ likе yοu rеad my thoughts!
You apρear to grаѕp sο muсh аbout this,
such as уou wrote the guidе іn it or sοmеthing.

I think that you јust coulԁ ԁο with somе pеrcent to prеssuгe the messagе
hοme a lіttle bit, but inѕtead of that, this is fantаѕtiс blog.
Аn exсellеnt read. I'll certainly be back.

My homepage: dallas seo consultants

What a mаterіal of un-ambiguіtу
and preservenеss of valuаble familiarity about unρredicteԁ еmotions.


Feel fгeе to surf to mу
web pаge :: homes for rent plano

Publicar un comentario