« Home | Mariano Cabrera, coleccionista retro » | Museo del Che » | Samanta Schweblin » | Arte HIV » | Acupuntura » | Educación sexual obligatoria » | Bipolaridades » | Recreo Literario - Por Eloísa Cartonera » | Patio » | Grasas y Caretas »

Claudia Puyó













Por Milena Marcovecchio

El ‘underground’ de los ochentas la tuvo presente entre sus filas. Mujer rockera en épocas difíciles. No se calló ni transó con nada, renunciando aún, a una producción discográfica más abundante. Claudia Puyó, fuerte y frágil a la vez.


1) Fuiste parte de las mujeres del rock nacional, ¿cómo viviste todo ese furor?
- No fue un furor, yo lo tomo como una especie de mentira. Cuando nosotros empezamos a hacer música era muy difícil el momento. Tocábamos con unas astillas viejas, ni guitarras eran. Pero cuando seguís tantos años haciendo música es porque la amas.

2) ¿Tu relación con la música empezó de muy chica?
- Sí, mi viejo era melómano, escuchaba música clásica y me hacía distinguir a los compositores: Chopin, Mozart, Beethoven. Me llevaba al Colón a ver óperas. A los ocho años aparecieron Los Beatles en mi vida y ahí ya se complicó (risas). Escuchaba Creedence, a los 10 ya tenía un disco de Frank Zappa.

3) Entonces tuviste tu vocación bastante definida...
- Me encantaba cantar pero pensaba que iba a ser veterinaria o médica, algo que tuviera que ver con curar. Pero cantar, lo hacía todo el tiempo, me acompañaba en los pensamientos que me agobiaban. Cuando canto mi cabeza no camina, tengo una cabeza muy insoportable.

4) Pero sin embargo tu primer grupo lo armaste a los 12.
- Mi primer grupo se dio con Aníbal Forcada, que ahora es bajista de León Gieco. Lo conocí en la casa de unas pibas que eran vecinas. Empezamos como dúo, Ana Gris nos llamábamos. El primer concierto que dimos fue en el colegio San Cayetano, en Liniers, tenía 15 años. En el 76 empecé a tocar con un grupo eléctrico: Trigémino, ya estaba en quinto año. Después volvimos con Ana Gris, incorporando más gente como: Guillermo Arron, Claudio Tripputi, Pablo Rodríguez, hasta Marcelo Torres tocó con nosotros.

5) ¿Por qué Ana Gris?
- Se lo puso Aníbal, por mi hermana Ana, ella estaba triste en ese momento y Aníbal decía que estaba gris y así quedó el nombre.

6) ¿Cómo llegaste a grabar el primer disco?
- En el 81 siempre iba a zapar los domingos a Jazz & Pop, ahí toqué con gente alucinante, hasta con El ciego Larrumbe, uno de los mejores organista que tuvo la Argentina. Un día me vio Rodolfo García, baterista de Almendra, y le dijo a un productor que se llamaba Oscar López que había escuchado una mina que cantaba muy bien. López me llamó a mi casa y me dijo que me quería conocer y grabar un disco, yo ni pensaba en eso.

7) ¿Tuviste otros trabajos?
- Laburé en varios bancos, en fábricas, de cocinera en una pizzería, en una compañía de seguros, hice de todo en mi vida, ¡joder sí! Ojalá no hubiese tenido que trabajar.

8) Tocaste con Los Redondos, ¿cómo fue esa experiencia?
- Muy linda, existía el romanticismo, fue cuando todavía Los Redondos no habían ni grabado Gulp, no se armaba quilombo, ni nada. Era en el Parakultural, ellos generaban todo un movimiento de gente. Eran cosas que no pasaban en ningún concierto. Para mí las mejores letras de bandas de rock son las de Solari, toda una data que no se conocía. Musicalmente era, muy grosso, no con individualidades. A veces rifaban también una piba (risas), pero eso no lo pongas...

9) ¡Cómo no poner algo así!, ¿cómo era eso de la rifa?
- Cuando daban las entradas también repartían un número a cada uno y la rifaban a Olga (risas interminables). Era tremendo, le sacaban el número de la concha y el que tenía el número se la ganaba. Era una amiga de los chicos bastante cachivache, lo peor era que nadie se la quería llevar, así que imagínate lo que era (risas).

10) También le hiciste coros a Fito Páez en El amor después del amor, ¿adónde lo conociste?
- Por Fabi (Cantilo), nosotras somos amigas desde principio de los ochentas, después ella se puso de novia con Fito. No sé cómo fue que yo aparecí una vez en un ensayo en La Mar cuando él estaba haciendo Ciudad de pobres corazones.

11) Estuviste viviendo un par de años en España, ¿a qué te fuiste?
- A tocar, a escuchar otras músicas, a conocer otras idiosincrasias. Allá toqué con mucha gente increíble, hice una gira de 23 conciertos por toda Europa con Kevin Ayers, él tocaba en Soft Machine.

12) ¿Y a Egipto cómo llegaste?
- Eso fue en el 96. Una amiga me dijo que existía un festival internacional de la canción en El Cairo. Mandé todo lo que pedían y mi mamá me prestó los 100 dólares para inscribirme. Yo pensé que ni en pedo me iban a aceptar, y me mandaron un pasaje de ida y vuelta. Fueron ocho días en El Cairo con todo pago, menos la bebida (risas), eso fue una buena plata que tuve que pagar aparte. Canté con una orquesta egipcia una cosa increíble, no tenía un mango, me filmaron cantando y no tengo el vídeo. ¿Podés creerlo? No me lo pude comprar (risas).

13) ¿Estás de novia?
- Sí. Yo no hablo mucho de eso, tengo muchas muertes en mi vida y eso te deja algo raro adentro (respira profundo), algo roto difícil de cicatrizar. Mi corazón creo que es fuerte porque puedo seguir estando acá después de todo lo que me pasó. En la vida cotidiana uno lleva la carga, entonces nunca me juego a decir que es el amor de mi vida porque tengo miedo de que se muera (risas), pero me río por no llorar.

14) ¿No tenés hijos por elección o porque no se dio?
- Por un lado por elección, y después con el suicidio de mi segundo novio tuve una menorrea, eso le sucede a veces a las mujeres con shocks emocionales. Ahí tuve una menopausia precoz a los 38. Por eso envejecí tanto.

15) El rock irremediablemente esta ligado con el exceso, ¿cómo lo manejás?
- Soy una persona excesiva generalmente, pero bueno, es obvio que los excesos de los 15 no los puedo cometer a los 47, no te aguanta el muñeco. Todos hemos sido bastante excesivos, pero no pasa solamente por el rock, también pasa por el tango, por los políticos. Hay un mito también con eso, el reviente realmente empezó con el tango.

16) Se te van a venir los tangueros encima con lo que estás diciendo...
- Los tangueros fueron los primeros reventados de la música, los primeros que empezaron a tomar cocaína, morfina y a hacer desastre. A mí que no me lo vengan a contar, sino preguntáselo a Goyeneche. Pero la gente no iba a juzgar eso, porque el tango siempre fue muy respetado. Esto no le va a gustar a nadie, pero pasó siempre.

17) Muchos artistas están incorporando al tango a su discografía. ¿Vos no lo tenés en mente?
- Yo canto tango, cantaba con mi mamá cuando era chiquita, ahora canté con las Abuelas de Plaza de Mayo, en Tango por la Identidad, un tema de Discépolo. Me encanta el tango pero no lo haría por especular. Me faltan hacer demasiados discos antes, uno de soul en inglés, otro de blues.

18) Es cierto, tenés sólo tres discos, ¿por qué tan poca producción en tantos años?
- Por esta cuestión de que yo no cuadraba con el negoció del rock. Yo con una gran carrera, como dice todo el mundo, me sentiría un caballo (risas). Prefiero tratar de ser una mejor persona, de crear siempre desde un lugar bueno, de generar laburo para la gente que tengo alrededor, si puedo.

19) ¿A qué le llamas exactamente ‘el negocio’?
- A que tengas un productor que elija los temas que vas a cantar, que te diga lo que te tenés que poner, que te dirija el vídeo, que vos no puedas decidir ni cómo te llamas. Necesito sentirme bien con la gente con la que estoy, que fluya una cosa emocional.

20) Sin embargo tocaste con muchas bandas que tenían una compañía discográfica detrás.
- Yo sólo trabajé para Fito Páez, después cantaba, por ejemplo con Los Redondos, porque tenía ganas, no cobraba. Con todas las personas que canté fue de onda. Ni por mucho dinero canto si no me gusta lo que hacen.

21) Ahora estás con presentaciones en Buenos Aires, ¿no?
- Sí, fue un ofrecimiento de la Secretaría de La Nación, se llama Gira Mínima, y se hace en centros culturales. Además estoy grabando tres discos a la vez, en realidad estoy grabando el cuarto disco mío, otro de soul en inglés, y un disco de bandas que me gustan.

22) De poeta ya sabemos que tenés bastante, ¿pero de loca cuánto hay?
- Mucho, soy Dr. Yekill y Mr Hyde, geminiana, además. Mis amigas me dicen cuando llego: ‘Ahí viene Linda’, por Linda Blair de El exorcista (risas). Soy re loca, muy ciclotímica.

Hola, que hermoso es encontrar información sobre Caudia puyó, una mujer que como cantante y artista tiene tanto que cantar y tanto que decir. Su voz desgarrada es un respiro, la textura y la dulsura de su canto es la vida misma con frio y calor, es la mina ochentera con colores del otoño. Es el aire melancólico del canto argentino que marcó mi vida.

Me llamo Erika y la conozco a Claudia de cuando empezo a tocar en Prix d´ Ami y la verdad que me encanta, me parece una exelente persona y la mejor cantante, lejos... Te quiero mucho Clau!!!!

Gracias por decir cosas tan hermosas de mi....
mil abrazos...
claudia

Con seguridad que es la mejor.... Es una lastima que no cuidemos a nuestros artistas, que almas como la de claudia esten tan descuidadas por este sistema que no tiene lugar para lo mas importante , lo espiritual, el sentimiento, el amor, y que no podamos valorar la entrega y pasion que nos transmite con su voz.... que nos hace poner la piel de gallina.... AGUANTE LA PUYO!!!!!!!!!!!! Es lo mas autentico y verdadero que tenemos!!!!!!!!! Bar!

Claudia es una cantante como pocas, una voz increible. Hay gente que nace y gente que intenta hacerse a la fuerza, o intentan hacerla. Pero La Puyo es de esas que te demuestran que "de donde no hay no se puede sacar" Es talento puro lo de ella. Yo soy escritor, estoy comenzando recien, tengo 22 años y la verdad es que la escuela que da gente como Claudia, los valores que transmite, son lo mejor

Besos

Me encanta saber de Claudia. Soy de Costa Rica y algunos compañeros debatíamos acerca del valor de las contribuciones de Claudia Puyó (mientras veíamos un video de Claudia con Fito cantando el tema de "El amor después del amor". Su voz, la fuerza interpretativa y energía que nos entregó Claudia creó una atmósfera..un mágico ambiente que aporta con su sola presencia en el escenario. Mucho dicen todos sus gestos y transmite una pasión con la que vive Claudia su vida. Puedo decir simplemente, quedé embelezado...Claudia, te deseo todo lo mejor y que todos tus nuevos proyectos te hagan muy felíz...

Claudia es nuestra única y verdadera reina del Rock y buen, conda una voz inconfundible y única también,un ser maravilloso,que pena que en este país no se valoren a estos monstruos de la música
TE AMO CLAUDIA.

Publicar un comentario