« Home | Bipolaridades » | Recreo Literario - Por Eloísa Cartonera » | Patio » | Grasas y Caretas » | Número NUEVE - julio 2006 » | Martín Caparrós » | Rosario Bléfari » | Payaso "Mala Onda" » | Juan Martín "Látigo" Coggi » | Modelismo espacial »

Educación sexual obligatoria



Por Gabriel Pérez

Ilustración: Natanael

Dos posturas irreconciliables debaten sobre la ley que entrará en vigencia el año que viene en la Ciudad de Buenos Aires, pero que pronto se discutirá en el ámbito nacional.



Daniela Moreno, 42 años, ama de casa
“A mi hija no quiero que le enseñen cosas que a los 11 años no puede comprender"

“No estoy de acuerdo para nada con que se enseñe educación sexual en los colegios, creo que eso debe quedar en el ámbito privado de cada familia porque se deben respetar las decisiones de cada madre y padre. No quiero que a mi hija le enseñen cosas que a su edad –tiene 11 años- no puede comprender, o que la pueden llegar a confundir. Bastante tengo con los programas infantiles, en donde ya a los 10, 11 años andan a los besos; o con las novelas y películas con escenas eróticas que pasan en el cable en el horario de protección al menor.
Además ella es tímida y siempre hay algún compañerito que se hace el vivo o hace chistes que seguro le van a hacer pasar un mal rato. Por otro lado, ¿quién me asegura que los maestros están realmente capacitados para tocar un tema tan delicado? Todos sabemos el estado en el que está la educación en este país, sobre todo la pública.
Encima vi en el noticiero que le quieren enseñar educación sexual a los chicos desde el jardín, eso sí que me parece una gran falta de respeto, ¿qué se le puede enseñar a un nene de cinco años? Y lo que más bronca me da es que una no puede hacer nada, si es que llega a ser obligatoria la materia. Me parece que esta ley termina siendo un atropello a la familia, ¿por qué nos imponen a nosotros lo que debemos hacer en nuestra casa?
Por el momento creo, si mal no leí en los diarios, que esta ley es para la Capital, no para provincia. Por suerte mi hija va a una escuela de Avellaneda, y cuando esta ley llegue a los colegios provinciales, porque seguro que a lo sumo en 2008 se podrá implementar acá, ella va tener edad suficiente para entender algo del tema. Aunque tengo que reconocer que se me va a hacer difícil hablar de sexo con ella, porque a la gente de mi generación ni se le ocurría tratar esos temas con los padres, te pegaban un cachetazo.
Lo que este Gobierno debería hacer es preocuparse por otras cosas, como por ejemplo que a nadie le falte de comer, o que no la maten a una cuando sale a la calle, como pasó hace poco en Belgrano o en cualquier otro barrio. Pero bueno, ya sabemos que a la gran mayoría de lo políticos lo único que le interesa es figurar, hacerse ver en los medios. Lo que falta es que estos políticos mediocres legalicen las drogas y el aborto, aunque creo que eso ya sería demasiado.”

***

Moreno piensa que hay otras cuestiones en las que el Gobierno debería poner más atención, como la inseguridad o la pobreza.

***


Miriam Luna, 40 años, empleada
“La educación sexual puede servir para descubrir casos de abusos en la familia”

“Es fundamental que se den clases de educación sexual en las escuelas, porque los chicos de hoy generalmente tienen su primera experiencia sexual a los 14, 15 años, y todos sabemos que es tal la desinformación con la que cuentan que muchas chicas terminan embarazadas cuando todavía no alcanzaron la madurez necesaria para ser madres. Y después vienen los problemas, porque quieren seguir con la vida de adolescente y no se dan cuenta de que ahora son responsables de un nuevo ser que trajeron al mundo. Incluso algunas parejas son casi obligadas a formalizar y después se terminan separando a los 20 años.
También con la poca información se crean mitos peligrosísimos para esa edad, sobre todo por el riesgo que representa el sida en nuestra sociedad.
Yo soy madre de dos chicos: uno de 19, y otra de 14. Con el varón no fue muy difícil hablar de sexo, más que nada porque su padre supo llevar bien el tema. Ya en las primeras veces que lo dejábamos ir a bailar –cuando tenía 13 años- le hablábamos del tema. En cambio con la nena hablé yo, porque somos muy compinches. A veces me cuenta las cosas que creen sus amigas y me dan ganas de matarme, no se puede estar más desinformado, eso es culpa de los padres.
No entiendo cómo algunos pueden estar en contra de que a los nenes del jardín de infantes se les enseñe educación sexual. ¡Es obvio que no se le va a explicar con lujos y detalles como se hacen los bebés! Se les enseñaría a no dejarse levantar la pollera –por poner un ejemplo, en el casos de las nenas- o dejarse tocar por un adulto. Muchos de esos que se quejan, después cuando aparecen casos de abusos en las escuelas son los primeros en pedir la pena de muerte para el violador, como si así se solucionara el tema.
Además pienso que la educación sexual puede llegar a servir para descubrir casos de abusos en la familia. Quizás si el chico aprende en la escuela que lo que le están haciendo no es normal, se anima a denunciarlo. No hay que perder de vista que una gran parte de las violaciones la comete gente allegada a la familia, cuando no son directamente parte del núcleo familiar.
Que sea ley en la Capital es un gran paso, sobre todo por el poder que la Iglesia tiene en este país. Espero que pronto sea obligatorio en todas las provincias.”


***

Luna afirma que la educación sexual en las escuelas podría terminar con ciertos mitos que manejan los adolescentes.

***

If you want to increase your knowledge simply keep visiting this web site and be
updated with the most recent information posted here.



Also visit my weblog :: Christian Louboutin Shoes

Publicar un comentario