« Home | TITÍ FERNÁNDEZ » | BILLY CAFARO » | CIRCUITO "BUENOS AIRES MISTERIOSA" » | LOS MODERNOS » | TACHI SCHAMUN » | SUPERSOPA » | AUMENTO EN LA TARIFA DE TAXIS » | BIPOLARIDADES » | RECREO LITERARIO - ELOISA CARTONERA » | GRASAS Y CARETAS »

MEX URTIZBEREA


Por Ariel Jonte

Es músico, conductor de radio y televisión; escribió un libro y, además, realiza columnas para importantes medios gráficos. Mex, el artista que hace todo y dice no saber hacer nada, salvo humor.

La primera pregunta ya había sido formulada. La cinta en el grabador corría incorporando un silencioso sonido, acompañado por una leve exhalación de humo: “Para quienes alguna vez escuchen esta grabación deben saber que si no hablé es porque estoy encendiendo un cigarro ¡Qué estúpido!”.
Primordialmente músico, naturalmente cómico y casualmente actor, Ignacio Mex Urtizberea es integrante del grupo que desatiende al refrán: El que mucho abarca, poco aprieta; y durante la última década se hizo un tiempo para todo. Televisión, radio, dos películas -Un mundo menos peor y Valentín, ambas escritas y dirigidas por Alejandro Agresti-, y la edición de su libro Crónicas masculinas son algunas de las cosas que mutaron desde su alma musical.

- Artísticamente hiciste de todo, ¿te llevás bien con cualquier rubro?
- A mí me gusta eso. Yo no sé hacer nada porque no profundicé en nada. Tampoco sé que soy. O más o menos, porque soy humorista. Tengo como sello la improvisación. Sé cómo hablar y decir las cosas, jugar con las palabras. Hay mucha gente que lo hace, como Alfredo Caseros, y eso tiene que ver con lo artístico, cuando te interesa el arte. El intérprete toca un instrumento y le da sólo a eso, pero el que toca muchos es porque quiere presentar otra cosa, pone más en juego a la imaginación.

PRIMORDIALMENTE
A fines de los cincuentas John Lennon, Paul McCartney, Ringo Starr y George Harrison dieron comienzo al fenómeno musical que rápidamente trascendió las fronteras de Liverpool y obtuvo un alcance mundial insuperable.
El Río de la Plata no estuvo exento a ese movimiento y a mediados de los sesentas desembarcaron en la Argentina los uruguayos Los Shakers, que conmocionaron a los adolescentes con covers de Los Beatles y temas propios, de símil melodía.
Para entonces, la edad de Mex no llegaba a los dos dígitos y, a raíz de las fiestas que realizaban sus hermanas mayores en su casa, sus ojos pudieron advertir algo que marcaría el camino de su vida. “Era común que vinieran conjuntos del barrio de música beat. Yo siempre me quedaba al lado del baterista, mirándolo. Casi estupefacto. De un grupo no me interesaba otra cosa, porque era el que más trabajaba. Es la independencia: cada mano y cada pierna hacen cosas diferentes, siempre respetando un tempo. Así empecé a golpear latas de pintura y a dibujar baterías por todos lados.”
Durante su adolescencia conformó bandas barriales con las que dio sus primeros pasos en la música. Alumno de batería de Lito Vitale, quien le enseñó a tocar los bombos y platillos con tan sólo 13 años, Mex se fue adentrando en el grupo Músicos Independientes Asociados (MIA). Allí tocaba el padre de su profesor, que terminó siendo su maestro de vida: “Es un juego que hay que hacerlo lo más lúdico posible porque estamos de paso y hay que divertirse”, le enseñó.

- De admirador de MIA pasaste a tocar con ellos; así fue tu primera vez en un escenario...
- Yo los iba a ver hasta cuando ensayaban, y un día me invitaron a hacer una gira por el interior. En Mendoza me preguntaron si quería hacer coros y tocar el saxo porque el saxofonista no estaba. Me quería morir. Tocamos frente a las bodegas Arizú. Cuando terminó el show me fui a tomar vino directamente de los toneles de la alegría que tenía por haber tocado con los que siempre había admirado.

Luego vinieron otras bandas. Ya no era la música beat, ni el rock sinfónico de MIA. Experimentar, de eso se trata su carrera; y con el jazz y un viaje a Francia durante la gestación de la debacle alfonsinista (Ver No tan...) volvió para tocar candombes con La sonora del Plata en el Parakultural, adonde conoció a Alfredo Caseros, y con quien inesperadamente, se introdujo en el mundo televisivo.

CASUALMENTE
La mirada fija en un punto específico como un bailarín malabarista jugando en el zamba se asocia a su voz leve y pausada, de entonación misteriosa, que hace un nuevo racconto de su infancia. La escena se repite una y otra vez en la casa que lo vio crecer. El periodista vuelve a enfermarse gravemente debido a los nervios causados por la convivencia sagaz que debía soportar en los medios, y su hijo, atormentado por el cuadro de la situación, le jura no inmiscuirse en ese mundo.
“Entrábamos a grabar a las seis de la mañana. Todos los cámaras estaban dormidos y lo peor que hay para un humorista es ver que no te dan bola”, recuerda como anécdota de su paso por el programa De la cabeza, que realizó junto a Caseros, y al cual, en un principio, entró sólo para tocar el piano.
En una sala contigua tres Martín Fierro reposan en una repisa fruto de lo que quizá fue su máxima representación en la pantalla. Antes de Medios locos, programa que compartió junto al recordado Adolfo Castelo, y de La kermex, su última invención llevada al aire, Mex no tuvo mejor idea que seleccionar a un grupo de purretes y conformar el equipo de Magazine For Fai, emitido por tres canales distintos durante el lapso de cuatro años.

- ¿Qué fue lo que provocó el final?
- El último ciclo se realizó en América y el canal tuvo un nuevo gerente de programación que, además de achicarnos el presupuesto, nos pedía un determinado número de rating para que el programa sirviera. Y como esa no era la idea del For Fai, le dije que no servía.

- ¿El rating condiciona a los programas?
- Los fenómenos existen porque los bancan, pero los productores van a lo seguro. Quizás Telefé se atreva un poco más emitiendo cortos y alguna que otra ficción. Además lo demuestra con Los Simpson.

NATURALMENTE
Si hay algo que se repite en cada uno de los laburos que realizó es la cuota de humor que despliega. Contrariamente al fanfarrón nacional que se reparte entre comediantes y pícaros integrantes de cámaras cómplices, Mex prefiere la cara opuesta, la del absurdo: “Algunos pueden creer que sos un pelotudo, pero el tipo que te entiende valora mucho más eso que al que se hace el vivo tirando a alguien al agua para que todos se rían”.

- ¿Dentro de tu estilo está todo permitido?
- No, uno se autocensura cuando siente que lo que dice le puede doler a otro. Yo no haría chistes con los desaparecidos. Tampoco con los judíos, los árabes o el Vaticano. Me puedo burlar de Saddam Hussein o Bin Laden, pero nunca de las creencias de la gente y sus cultos.

- Y si es otro el que lo hace, ¿te causa gracia?
- La revista Barcelona me parece buenísima. Tiene un humor negro siniestro. Supera lo absurdo de lo negra que es. Tiene un lugar que uno busca y lo compra, pero yo no haría eso porque no sé hacerlo y me parece muy duro.

- ¿Hay algún paralelo entre la música y el humor con el que trabajás?
- El jazz tiene relación con lo que hago. Es espontáneo. Tiene una melodía fija, después se improvisa, y luego termina y sabemos cómo cierra. Yo siempre hago las cosas así. A los pibes del For Fai los hacía improvisar. Es difícil hacerlo, potenciarlo, pero es lo que me gusta. Hay que crear, pensar y no aburguesarse.

Aquella frase que el padre de Lito Vitale le enseñó de chico se repite una y otra vez en su cabeza. La vida es un juego en el que se está de paso y hay que divertirse. Quizás en el disco que le siga a Que la bese, su última producción. Quizás en un próximo programa en la televisión o en un conjunto de situaciones volcadas en un libro. Quizás en los próximos minutos cuando se junte con Raúl Urtizberea, su padre, para otra emisión radial de Lo que el viento se llevó, justo a la hora en la que el calendario comienza a cambiar de fecha.


*****

NO TAN DISTINTOS
A mediados de los ochentas, en la Argentina, las cosas no estaban como Mex pretendía. Entonces, con el sueño de consagrarse como músico de jazz, viajó a Francia. La ilusión se desmoronó al encontrarse con la realidad que sufren los latinoamericanos sin papeles en Europa. Apenas sobrevivía pegando afiches para una empresa de turismo cuando la necesidad lo envolvió en una campaña política: “Pegué afiches para (Jean Marie) Le Pen. Tenía un cagazo bárbaro porque los franceses de descendencia marroquí y argelina se me venían encima y yo no sabía cómo explicarles que era argentino”. Tiempo después se enteró que aquella exaltación era producto de una brutal decisión para forzarlos a emigrar a los países de donde eran descendientes. Tiempo después el estallido social le explotó a Jacques Chirac.


*****

Prefiere mostrarse como un antihéroe. De ahí su preferencia por la sutileza del humor francés, las películas de Woody Allen, y hasta por el Chavo del Ocho.

*****

AMOS JUAN COMENIUS
PAULO FREIRE
PROFESOR EDUARDO MARCELO COCCA jpg

Titulo
El Profesor Universitario
Autor
Eduardo Marcelo Cocca
Resumen
Debemos tener en claro, si queremos una educación universitaria artesanal, amateur, o una educación en manos de verdaderos profesionales de hecho y de derecho, como corresponde y nos merecemos, y sobre todo en un país en serio, donde debe reinar por encima de todo el Estado de Derecho, al todos debemos propender para que su ejercicio, no sea una expresión de deseos, sino una realidad, a la que todos sin ninguna duda aspiramos.
Lo habitual, tanto en universidades publicas como privadas y con la anuencia de sus autoridades, los Profesores Universitarios, son solamente de hecho, detentan una carrera de grado y tanto ellos como las autoridades, consideran suficiente merito para habilitarlos como profesores, en abierta contradicción con las leyes que regulan el ejercicio de la profesión, L.E.S. Art.. 36, Código Penal, etc.
Palabras claves
Usurpación de Titulo, Profesor Universitario, Estado de Derecho
Fecha de envío
24/11/06
Fecha de recepción
24/11/06
Introducción
Desde un punto de vista estrictamente jurídico estamos frente a una flagrante violación de la ley, delitos penales incluidos, creo que no es necesario recordar que todo ciudadano tiene obligación de conocer la ley, ni que decir si se trata de letrados.
Desgraciada y alegremente tanto participes necesarios, como autoridades que nombran en estos puestos, están incursas en el delito, recordar el CP, cuando nos dice aquel que designe a alguien sin titulo suficiente, podemos cerrar los ojos o mirar para otro lado, tal como hemos hecho hasta ahora,pero después nonos quejemos de los resultados o busquemos chivos expiatorios en la escuela secundaria, cuando el verdadero problema, núcleo de esta cuestión es la universidad misma, que claro, manejada por amateurs y no verdaderos profesionales, titulados los resultados no pueden ser otros que los que se exhiben, lamentablemente.
Desarrollo
El Estado Nacional, a través del Ministerio de Educación otorga como corresponde, autorización a diferentes universidades publicas y privadas, el permiso para el post- grado de Profesor Universitario y posterior otorgamiento del titulo correspondiente, luego de cursada y aprobada la curricula especifica de la carrera.
Ahora bien, la gran mayoría de los profesionales que ejercen como docentes universitarios, salvo raras excepciones, carecen del titulo de Profesor Universitario.
El Profesor Universitario, cuando esta en clase frente al alumnado, no esta en calidad de abogado, juez, medico, ingeniero, etc., sino cumpliendo la función y desempeñando el rol de Profesor Universitario, y para lo cual y se cae de maduro que su carrera de grado no es suficiente para el ejercicio profesional como Profesor Universitario, tal como lo marca el sentido común y las regulaciones de las leyes.
Prima facie, estos profesionales, sin titulo de Profesor Universitario, estarían alcanzados por el Art.. 246.- inc.1.-Usurpación de Títulos.-del Código Penal, que dice:el que ejerciera o asumiere funciones publicas sin titulo.- Art., 247.- Según ley 24527.- Usurpación de Títulos,- Código Penal.- que dice: el que ejerciere actos propios de una profesión......, sin poseer titulo...... y luego dice: el que se arrogare grados académicos, títulos profesionales u honores que no le correspondieren.
La ley de Educación Superior N* 24521, Art.. 36, nos dice: los docentes de todas las categorías deberán poseer titulo universitario de igual o superior nivel a aquel en el cual ejercen la docencia.........,o sea que si ejercen como Profesor Universitario, tal como taxativamente lo marca la ley, deberán tener titulo de Profesor Universitario, además del titulo de la carrera de grado que lo habilita en la especialidad.
Las universidades otorgan el titulo de Profesor Titular, Asociado, Adjunto o Jefe de Trabajos Prácticos. Le recuerdo aunque parezca una verdad de Perogrullo, para acceder al titulo de Profesor Universitario, hay que cursar y aprobar una determinada curricula. La ley de Educación Superior, que la que norma, contiene y da marco legal a las universidades, ni aun en el párrafo referido a la autonomía universitaria, no dice en ninguna parte que estas puedan nombrar a cualquier profesional con titulo insuficiente como Profesor Universitario.
Desde el punto de vista del Derecho, supongamos que alguien que ejerce la profesión de Abogado, pero no sabe que es el Código Civil, ni quien fue Vélez Sarsfield, con toda seguridad ningún letrado aceptaría esta situación,sin embargo la mayoría de los Profesores Universitarios ( de hecho ), no saben quien fue Amos Comenius, ni que decir de su " Didáctica Magna ", o incluso mas en nuestros días, el colega Abogado y Pedagogo Paulo Freire, quizás el mas importante en la historia de la educación latinoamericana, con su celebre texto " La Pedagogía del Oprimido ".
El Profesor Universitario, tiene la obligación de conocer, perfecta y profundamente, las corrientes didácticas imperantes, para que de acuerdo con su leal saber y entender, y luego de todos los análisis pertinentes, se enrolaren en la corriente conductista, humanista, constructivista o mixta, o incluso alguna elaboración personal basada en conocimientos que los especialistas elaboraran día a día, para aquellos a los que de verdad nos importa la educación universitaria abrevemos.
Lo mismo sucede con cual es la metodología de enseñanza, que aplicaremos con el alumnado, será lineal, concéntrica o espiralada, el manejo de cualquiera de estas técnicas, debe ser algo tan habitual para el verdadero profesional, que cumple el rol de Profesor Universitario, como el hablar o escribir para cualquiera de nosotros.
Lo expuesto hasta aca, no llega a ser ni la punta del iceberg
Entonces señores de una vez `por todas a llegado el momento de ponernos los pantalones largos, y que asumamos como no puede ser de otra manera, que no se puede ejercer una profesión, ni ser un profesional de la misma sin titulo habilitarte.
Como colofón y para dejar palmariamente demostrado todo lo expuesto hasta aquí, digamos que todos los meses cobramos una limosna, a la que las universidades llaman sueldos, y las remuneraciones son en concepto de Profesor auxiliar, jtp, adjunto, asociado o titular, insisto a cualquiera de estas categorías llegaron por una varita mágica que los designo inmerecidamente contra de todas las leyes del sector incluso reitero el Código Penal, que en este caso no cumple su función preventiva como debería y todos estamos esperando el irrestricto cumplimiento de la norma
Conclusión
Seria deseable, que las autoridades competentes y dando un plazo de 24 o 36
meses, para que los actuales Profesores Universitarios de hecho, se conviertan en Profesores Universitarios de Hecho y de derecho, para orgullo propio y de toda la comunidad educativa.
Temas a debatir
Profesores Universitarios de hecho o de hecho y de Derecho
Profesores Universitarios Profesionales de la educación o amateurs de la educación universitaria
Bibliografia
Ley de Educacion Superior Nro. 24521
Codigo Penal Argentino

--
Posted by PROFESOR COCCA to PROFESOR COCCA at 11/25/2006 12:19:00 PM

Publicar un comentario