« Home | SUPERSOPA » | AUMENTO EN LA TARIFA DE TAXIS » | BIPOLARIDADES » | RECREO LITERARIO - ELOISA CARTONERA » | GRASAS Y CARETAS » | PATIO » | Número DIEZ - agosto 2006 » | Alan Pauls » | Lisandro Aristimuño » | Claudia Puyó »

TACHI SCHAMUN


Por Malena Higashi

Hace más de 10 años que se dedica a hacer las telas que acompañan la escenografía de La Renga, además de haber realizado varios dibujos para el arte de tapa e interior de la banda de la que fue primero fan y después colaborador.


Fue un poco de todo: suerte, convicción y algo que siempre ayuda que es estar en el lugar indicado en el momento justo. Maximiliano Tachi Schamun era un fanático más de La Renga y tenía ganas de colaborar con la banda dibujando. Era su época adolescente, en la que seguía a sus bandas preferidas. Entre tema y tema se cruzó con Víctor Polero, el chico que protagonizaba los videos de la banda oriunda de Mataderos, y le dejó su teléfono pensando que no lo iban a llamar. “En el momento en que me acerqué la banda se empezaba a consolidar. Ya había hecho su primer Obras, que para una banda es un montón. Para mí era imposible que me dieran bola”, reconoce Tachi. Hoy tiene 28 años y hace más de una década que trabaja con los Detonadores de sueños.

EL DISCO DE LA REMERA L
El trabajo de Tachi quedó inmortalizado en la tapa de un cedé del 2000, La esquina del infinito. Una tapa oscura con una daga que tiene un león y un fondo de constelaciones. También hizo para ese cedé dibujos para canciones como El cielo del desengaño y En el baldío, que muestran un desolador ángel llorando con los brazos y las alas caídas. Toda una imagen para una canción que habla sobre un ángel moribundo y toda la soledad que puede llegar a evocar semejante episodio.
Escaleras interminables, mandalas con ojos, una ciudad en ruinas y estrellas son algunos de los elementos que conforman el universo gráfico de La Renga. Una estética en la que predominan la noche y la oscuridad. Es la imagen que fue creando Tachi junto con otros compañeros de trabajo. Él explica que no es un estilo, simplemente hacen lo que les gusta dibujar. La estética se fue encaminando sin querer, es decir, sin una intención marcada, por los gustos personales de los integrantes del grupo. “Es muy difícil que enganches la onda de la banda y sepas lo que ellos quieren si no te gustan. La tapa de un disco te entra por los ojos y si dibujás algo que les juega en contra, los discos no los compra nadie.” De todos modos también lo llaman de bandas que ni conocía, por ejemplo, Jóvenes Pordioseros. También trabajó con los escenógrafos de Callejeros y de Los Piojos, y actualmente hace las telas de los shows de Gardelitos. Una tela puede medir desde 3 metros por 6, pero hasta llegan a hacer dibujos sobre telas de 22 por 12. Son de 3 a 4 días de trabajo en grupo; se parte de un dibujo pequeño y se traslada a la tela con una cuadrícula.
Tachi tiene el taller en su barrio, Mataderos. Es un viejo club en banca rota y casi abandonado en donde él usa una cancha de paddle para desplegar las telas blancas que terminan siendo la escenografía de recitales multitudinarios. “No laburamos más con pincel, lo dejamos hace años. Usamos compresores, sopletes, aerógrafos”, comenta sobre los materiales.
La Renga actualmente está grabando un disco. Todavía no se conoce la fecha de salida, pero Tachi ya sabe que va a colaborar con la parte gráfica: “A veces voy a la sala y escucho temas, a veces ellos me dicen qué les gustaría que haya. Una banda grande tiene estética que mantener y después de tantos años yo ya sé qué dibujar y qué no. Dentro de cada banda hay un código”.

EL OTRO COSTADO DEL ROCK
Este trabajo no lo hace millonario pero aún así Tachi tiene libertad para trabajar y la aprovecha. Probablemente no sería millonario pero hay un tema que lo perjudica, que es la venta de productos registrados. Sus dibujos están registrados, pero él no cobra nada de la enorme cantidad de remeras y mochilas que se hacen a partir de ellos. “Si se sube un pibe al colectivo y lleva una remera con un dibujo tuyo te pone contento, pero si ves 2 mil pibes con remeras tuyas y no ves un mango, y estás peleando el peso todos los días, decís: ‘Acá alguien se esta llevando plata a costa mía’, y eso te da bronca. Más allá del dibujo, el arte, lo que sea, hay alguien que esta lucrando conmigo y con miles de bandas. Es injusto, no cobré un mango y me la pasé laburando”, reniega.
Se trata más que nada de monopolios como el de Locuras, uno de los principales locales de venta de merchandising: “Ellos se manejan de una manera pirata. Yo prefiero no pensar para no amargarme. Siempre existieron locales de barrio que hacían merchandising, me parecía que estaba bueno generar laburo para un local chico, el tema es cuando se trata de un monopolio de un tipo que tiene 40 locales en todo el país, que mueve millones de prendas y de guita; ahí ya no te cae bien”.
A pesar de todo él sigue dibujando no porque tenga un beneficio económico sino por la satisfacción de hacerlo. “La primera vez que ves un dibujo tuyo te choca, es fuerte porque no lo podés creer. Llegás al estadio, lo ves colgado y se te pone la piel de gallina. Después te vas acostumbrando y no le das bola. Lo mismo pasa con los dibujos de los discos, te fijás cómo quedó el dibujo, la impresión, y te olvidas de la importancia de que tu propio trabajo está en un disco y lo puede tener cualquiera en la casa; y que eso es la esencia de todo.”

*****

A la hora de hacer un dibujo para un tema, ‘Tachi’ primero lee la letra y ve qué le sugiere.

*****

UN MAESTRO, nada mas para decir ,aparte de que los felicito por la nota.

tataschamun@hotmail.com escribeme pronto soy melissa un beso felicidades

Muy buena la nota¡¡Tu primo de Rosario Teo Schamun

sugerencia: me parece qeu estaria bueno si las notas tuvieran una fecha de referencia.

sugerencia: me parece qeu estaria bueno si las notas tuvieran una fecha de referencia.

Publicar un comentario