« Home | BILLY CAFARO » | CIRCUITO "BUENOS AIRES MISTERIOSA" » | LOS MODERNOS » | TACHI SCHAMUN » | SUPERSOPA » | AUMENTO EN LA TARIFA DE TAXIS » | BIPOLARIDADES » | RECREO LITERARIO - ELOISA CARTONERA » | GRASAS Y CARETAS » | PATIO »

TITÍ FERNÁNDEZ


Por Federico Amigo

Sana envidia de cualquier DT, hace 32 años que trabaja al costado de la línea de cal y es uno de los periodistas inamovibles del campo juego. Además fue el centro de las cargadas de su amigo Marcelo Araujo y hoy, junto a su ladero Marcelo Benedetto, conduce ‘Chau Domingo’, el cómico repaso de cada fecha futbolera.

1) ¿Cuándo supiste que ibas a conducir Chau Domingo?
- Estaba en Mar del Plata de vacaciones y recibí un llamado del productor ejecutivo de Fútbol de Primera. Me dijo: Mirá, acabo de salir de una reunión con (Adrián) Suar. Aprobaron un programa bárbaro en donde va a haber fútbol y humor. Me lo contó con un entusiasmo bárbaro. Escucháme, ¿por qué me contás todo esto?, le dije. Y me contestó: Porque lo vas a conducir vos. Las oportunidades no le llegan a los tipos que pasaron los 50. La verdad que me emocioné como un boludo y me puse a llorar, porque soy un tipo muy emotivo.

2) ¿Dónde nace la idea?
- Estábamos haciendo la Copa América por Fox, entrevistaba a (Javier) Saviola y un policía me corrió. Yo lo corrí a él y él a mí. En un momento le dije: No me empujes más. Niembro me dijo: No te enojes que te van a meter preso. Y le contesté: Está bien, pero no me gusta que me empujen. Al día siguiente estos turros armaron una joda. Arreglaron con la policía, sin que yo supiera, que cuando estuviera haciendo un informe ellos llegarían en una camioneta y preguntarían: ¿Quién es Miguel Fernández? Así que vos empujás policías. Salió bárbaro. Ahí empezaron a armar más jodas.

3) ¿Nunca te cansaste del periodismo deportivo?
- Me gusta lo que hago y tengo que trabajar. No soy un tipo que hizo una fortuna. Algunos piensan que el que trabaja en la tele está lleno de guita. ¡Mentira! Hay sólo 6 o 7 que se salvan. Yo gano un poquito más de lo que percibe la media. No me puedo quejar de nada, lo mío es un milagro. Siempre digo que algo bien debo hacer porque soy el antitodo: gordo, viejo, tengo una voz de mierda, pelo blanco, no tengo ojos azules.

4) ¿Por qué siempre campo de juego?
- Cuando volví del Mundial 90 trabajaba con Víctor Hugo (Morales). Le dije que no quería hacer más vestuario y me dijo que estaba bien, que iba a comentar el tercer partido. Pero de hacer River-Boca, Independiente–Racing pase a, con el respeto que se merecen los demás equipos, Platense–Banfield.

5) ¿Te acordás del debut?
- Sí, en televisión fue en 1983, en un Independiente–Estudiantes cuando el Pincha salió campeón. Fue un día frío. Relataba Marcelo Araujo y comentaba Adrián Paenza. Le iba a hacer una nota a Eduardo Manera, técnico de Estudiantes. Entonces, cuando quise preguntarle, una turba de gente se metió a la cancha, me arrancaron el micrófono, auriculares, todo. Me quedé con mi ropa y sin elementos para trabajar.

6) ¿Te imaginás separado de Marcelo Benedetto?
- A veces hacemos distintos partidos, pero como dupla funcionamos muy bien. Jugamos de memoria sin vernos.

7) Siempre tratan de meterle una cuota de humor a la transmisión.
- Tenemos la suerte de formar equipos en los que trabajamos personajes: Marcelo Araujo era el malo y yo el bueno. Por la calle, la gente me decía: ¿Cuándo lo vas a mandar al carajo? No había manera de explicarles que era mi amigo, que nos íbamos de vacaciones juntos. Él era el villano de la película. Querían que yo lo cagara a trompadas. De hecho, hoy, a dos años de su partida, me dicen: Qué suerte que se fue ese hijo de puta. Pobre Marcelo.

8) ¿Cuál fue el lugar más atípico al que te tocó viajar?
- Japón por lo pintoresco, por la cultura. Es un país extraordinario. Estuve dos veces: en 1986 y en 2003. Te sorprende la forma de ser de los tipos, el respeto por los demás. Por ejemplo en Tokio, para andar en auto por una calle, a veces, necesitás 20 minutos, pero no escuchás ni una sola bocina.

9) ¿Cuántos mundiales cubriste?
- Siete, pero los veo desde otra óptica. En la Argentina lo ven mejor que yo, porque mientras se juegan los partidos estoy generando otras notas. Yo fui un boludo porque nunca anoté cosas. Tengo historias como para haber escrito un par de libros.

10) ¿Sobre qué tratarían?
- Vestuarios, dirigentes, viajes.

11) ¿Qué contarías?
- Ves a los dirigentes que te dicen que van al club por amor y después te das cuenta de que entraron pobres y se van llenos de guita.

12) Por ejemplo...
- Cuando River jugó la Libertadores en el 86, un tipo que hoy es millonario le pedía cigarrillos a mi mujer porque no tenía para fumar.

13) ¿Y qué sentís?
- Indignación, no me enamoro nunca más de ningún dirigente.

14) ¿Por qué los periodistas deportivos no confiesan el club por el cual simpatizan?
- Era de un club, pero fui perdiendo la pasión. De pibe odiaba a River. En el 80 empecé a cubrirlo. En el 86 vino el Tapón Gordillo y me dijo: Che, Tití si ganamos este partido de la Libertadores le puedo comprar el juego de dormitorio a mi vieja. Entonces, a la noche hice fuerza para que ganara River así Gordillo le compraba los muebles a la vieja.

15) ¿Sos un jugador frustrado?
- Sí, me hubiese encantado jugar en Primera. Mis amigos sostienen que era muy bueno. Llegué a jugar en la Tercera de San Telmo, pero quería seguir estudiando y además había que ayudar en casa.

16) ¿Qué otras cosas hiciste?
- De todo menos afanar. Fui un tipo atrevido, que nunca tuvo miedo ni vergüenza de nada. Hace 45 años que laburo. El primero fue en una farmacia, como repartidor de remedios.

17) ¿En una época vendiste ceniceros?
- Tuve con mi hermano una pequeña empresa: compramos un par de pulidoras, fuimos a una fundición a buscar ceniceros, apliques de bronce. Después los pulíamos y vendíamos. Vivimos unos cuantos años con eso. También tuve una fábrica de cuadros.

18) Además incursionaste en el cine...
- Sí, con El niño que quiso engañar a Dios. Tenía 11, tocaba la guitarra y cantaba. Una señora del edificio tenía un sobrino productor de cine. Entonces, una vez vinieron a comer a casa y él me dijo: Un día vas a actuar en una película. Yo pensé: Este me está jodiendo.

19) En los medios, ¿empezaste en el ascenso?
- Sí, me acuerdo que íbamos a la cancha de Colegiales en Munro. En el palco no había teléfono, entonces hacíamos posta con el de Crónica. Teníamos que ir a dos cuadras a una fiambrería para pasar la información por teléfono.

20) Hoy es impensado...
- Son las cosas lindas que tiene el laburo. A veces se creen que uno nació frente a una cámara de televisión con una corbata puesta. ¡Sabés que mentira es esa!

21) ¿Qué le agradecés al fútbol?
- Todo. A mi actual esposa, soy divorciado, la conocí en una cancha.

22) ¿Cómo fue eso?
- En junio del 83 fui a cubrir un partido al Monumental. Mi mujer era socia de River, me saludó y me dijo: Te vi el otro día. Todo muy agradable. Fuimos a tomar un café y terminé enamorándome.

ES UNA VERGUENZA VERLO DISFRADO DE PAYASO HACIENDO EL RIDÍCULO CON TAL DE ESTAR EN TINELLI A ESTE SEUDOPERIODISTA, QUE SE LAS DA DE SERIO.

dejate de joder anonimo ni siquiera ponés tu nombre caradura.

Publicar un comentario